Barquisimeto – Venezuela

Entradas etiquetadas como ‘Santa Teresita del Niño Jesús’

Nos llegó por correo: Presentación con Diapositivas, Santa Teresita

Teresa en el papel de Juana de Arco, sentada en la prisión

Teresa en el papel de Juana de Arco, sentada en la prisión

Patri Margarita (Zipatri) nos envía una bonita investigación que realizó sobre Santa Teresita y nos la presenta en forma de Diapositivas de PowerPoint, con algunas fotos y textos que yo nunca había visto, nos comenta también que fue un trabajo de largo tiempo porque decidió comenzar desde cero, a mi me ha parecido muy interesante y hoy, en nuestra Semana de la Festividad de Santa Teresita hemos decidido compartirla con uds.

Enlace para verla o descargarla: santa-teresa-del-nino-jesus-de-lisieux

Gracias Patri 🙂

Santa Teresita. Huellas de Santidad

por Yaritza Osorio Y.

Santa Teresita de Lisieux

Santa Teresita de Lisieux

Teresa, hermosa florecilla nacida en Aleçon, Francia, desde niña sintió la necesidad de confiar en el amor de Dios, a través de ese misterio de la gracia divina llamada vocación; buscando en el encuentro con Jesús la verdad; en esa búsqueda, su fe cristina la llevó a un sitial de honor superando la simple creencia. Esa confianza le permitió mantener una fuerza divina e infinita que estaba dentro de sí para enfrentarse a veces a muchas pruebas conservando así una fidelidad y confianza en Dios.

Virtuosa por excelencia, humilde, amable y de mucha modestia, desde muy joven demostró su amor incondicional a Dios, el cual pregonaba, sintiendo la necesidad de ingresar a la vida religiosa, siendo su mayor anhelo llegar a la santidad, estando consciente que para llegar a ser santa, había que experimentar el sufrimiento, que es el que nos permite confiar mas en Dios. Tanto era su amor que al ofrecer flores al Señor si éstas tenían mas punzantes las espinas, era mas melodioso su canto.

Llegó a convertirse a los quince años en la novicia mas joven del convento de Carmelitas de Lisieux, en donde pasó por momentos en que no tenía certeza sobre su vocación, logrando salir airosa.

Amaba la naturaleza, socorría a los enfermos, con un alto grado de solidaridad hacia el prójimo al cual evangelizaba constantemente, haciéndole ver que Jesús amaba las almas que confiaban en El, aún cuando estuviesen llenos de imperfecciones y que El requería de nuestro amor, recordándole siempre que lo que ofende a Jesús es la falta de confianza en El.

Su crecimiento espiritual lo demostró desde su infancia por los hermosos sacrificios que hacía y que la ayudaban a crecer en el amor a Dios; su mayor grandeza se percibe en considerarse tan pequeña a pesar de poseer pensamientos muy elevados.

Penetró en lo mas íntimo del Evangelio, no se cansaba Teresita en invitar a buscar a Dios y tener confianza como un niño pequeño en los brazos de su padre. A pesar de su corta existencia nos deja hermosos escritos; fue testimonio de vida, demostrado a través de su palabra y de su obra que la llevó a ganarse el mas alto mérito: el de la santidad, huella verdadera que todo ser humano debe imitar.

Santa Teresita de Lisieux entre los 10 patronos de la Jornada Mundial de la Juventud 2008

Diez santos y beatos ejemplares han sido designados patrones de la Jornada Mundial de la Juventud Sydney 2008.

Como es tradición en cada Jornada Mundial de la Juventud, los 10 patrones fueron elegidos por los organizadores y aprobados por el Vaticano. El artista australiano Richard de Stoop ha sido comisionado a crear imágenes originales de ellos.

Destacamos a Santa Teresita del Niño Jesús por ser patrona de Nuestra Iglesía 🙂

Santa Teresita del Niño Jesús

Santa Teresita del Niño Jesús

Con veinticuatro años, Santa Teresa fue la ‘doctora’ (es decir, la maestra) más joven de la iglesia y patrona de Australia. Como patrona de las misiones y Carmelita contemplativa, ejemplificó la relación entre el hecho de ser un testigo fructífero nacido del poder de Cristo y la necesidad de comportarse como un niño confiado ante Dios.

El recorrido de sus reliquias por Australia en 2002 demostró su popularidad en este país.

Santa Teresa de Lisieux nació en Francia en 1873, hija de Louis y Zélie Martin. Tenía ocho hermanos y a los cuatro años perdió a su madre, que murió de cáncer. Con nueve años, su querida hermana mayor, Pauline, ingresó en el Monasterio de las Carmelitas de Lisieux. Sola y desconsolada, Teresa enfermó gravemente, padeciendo constantes dolores de cabeza, insomnio, fiebre, delirios y alucinaciones.

Ningún tratamiento parecía funcionar, hasta que el 13 de mayo de 1883 sucedió un milagro. Volvió la cabeza hacia una estatua de la Virgen María y rezó para curarse, cuando, de pronto, vio el rostro de Nuestra Señora resplandeciente de ‘bondad y amor’.

La Lista completa de los 10 patronos de la Jorna Mundial de la Juventud es:

  1. Nuestra Señora de la Cruz del Sur
  2. Juan Pablo II El Grande
  3. Beata Mary McKillop australiana
  4. San Pietro Chanell de las islas Wallis y Fortuna
  5. Betao Per Giorgio Patrono oficial
  6. Santa Teresa de Lisieux (Santa Teresita del Niño Jesús) Patrona de Australia
  7. Beato Pietro To Rot Papua Nueva Guinea
  8. Santa Maria Goretti
  9. Santa Faustina Kowalska polaca
  10. Beata Teresa de Calcuta

Fuente: Jornada Mundial de la Juventud Sydney 2008 – Sitio Oficial

Reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús de visita por Ecuador

Visto en Aciprensa:

Santa Teresita

Las reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús, Doctora de la Iglesia y Patrona de las Misiones, recorrerán las diferentes diócesis ecuatorianas durante un mes. Las reliquias llegarán desde Francia este 23 de junio.

Según informaron los organizadores de este peregrinaje, las reliquias “serán recibidas con una caravana de acompañamiento desde el aeropuerto hasta la Iglesia de la Catedral, en donde la comunidad católica le dará la bienvenida con cantos, música y oraciones”.

Luego, las reliquias serán trasladadas a la Iglesia La Victoria para la celebración de una liturgia. La visita ocurre con motivo de la celebración del Congreso Misionero de las Américas que se celebrará en Quito en julio próximo.

Las reliquias permanecerán en Guayaquil los días 23 y 24 de junio.

Enlace: Cronograma Oficial

Confirmando… Ya tenemos Therese, la Película

Therese DVD

Nos habíamos comprometido a informar cuando tuviésemos la película Thérèse (La historia de Santa Teresita del Niño Jesús) en formato DVD, pues eso, confirmamos que ya la tenemos, en un futuro cercano habrá proyección pública en la Parroquia y muy posiblemente después se estará ofreciendo copias de la película, en buena calidad, a quienes manifiesten su deseo de tenerla en casa. 🙂

En este enlace: Más info de la Película

Dudas al respecto

Cualquier duda que tengas con la Película no dudes de ponerte en contacto con Nosotros

Enlace de contacto: Contáctanos

Sobre Santa Teresita del Niño Jesús

Con esta entrada comenzaremos una serie de artículos sobre Santa Teresita del Niños Jesús. Empezaremos con un “Videito” sobre su vida y relatamos un poco de su Biografía:

BIOGRAFIA:
Santa Teresita del Niño Jesus - LisieuxSanta Teresa del Niño Jesús nació en la ciudad francesa de Alençon, el 2 de enero de 1873, sus padres ejemplares eran Luis Martin y Acelia María Guerin, ambos venerables. Murió en 1897, y en 1925 el Papa Pío XI la canonizó, y la proclamaría después patrona universal de las misiones. La llamó «la estrella de mi pontificado», y definió como «un huracán de gloria» el movimiento universal de afecto y devoción que acompañó a esta joven carmelita. Proclamada “Doctora de la Iglesia” por el Papa Juan Pablo II el 19 de Octubre de 1997 (Día de las misiones).

«Siempre he deseado, afirmó en su autobiografía Teresa de Lisieux, ser una santa, pero, por desgracia, siempre he constatado, cuando me he parangonado a los santos, que entre ellos y yo hay la misma diferencia que hay entre una montaña, cuya cima se pierde en el cielo, y el grano de arena pisoteado por los pies de los que pasan. En vez de desanimarme, me he dicho: el buen Dios no puede inspirar deseos irrealizables, por eso puedo, a pesar de mi pequeñez, aspirar a la santidad; llegar a ser más grande me es imposible, he de soportarme tal y como soy, con todas mis imperfecciones; sin embargo, quiero buscar el medio de ir al Cielo por un camino bien derecho, muy breve, un pequeño camino completamente nuevo. Quisiera yo también encontrar un ascensor para elevarme hasta Jesús, porque soy demasiado pequeña para subir la dura escalera de la perfección».

Teresa era la última de cinco hermanas – había tenido dos hermanos más, pero ambos habían fallecido – Tuvo una infancia muy feliz. Sentía gran admiración por sus padres: «No podría explicar lo mucho que amaba a papá, decía Teresa, todo en él me suscitaba admiración».

Cuando sólo tenía cinco años, su madre murió, y se truncó bruscamente su felicidad de la infancia. Desde entonces, pesaría sobre ella una continua sombra de tristeza, a pesar de que la vida familiar siguió transcurriendo con mucho amor. Es educada por sus hermanas, especialmente por la segunda; y por su gran padre, quien supo inculcar una ternura materna y paterna a la vez.

Con él aprendió a amar la naturaleza, a rezar y a amar y socorrer a los pobres. Cuando tenía nueve años, su hermana, que era para ella «su segunda mamá», entró como carmelita en el monasterio de la ciudad. Nuevamente Teresa sufrió mucho, pero, en su sufrimiento, adquirió la certeza de que ella también estaba llamada al Carmelo.

Infancia:
Durante su infancia siempre destacó por su gran capacidad para ser «especialmente» consecuente entre las cosas que creía o afirmaba y las decisiones que tomaba en la vida, en cualquier campo. Por ejemplo, si su padre desde lo alto de una escalera le decía: «Apártate, porque si me caigo te aplasto», ella se arrimaba a la escalera porque así, «si mi papá muere no tendré el dolor de verlo morir, sino que moriré con él»; o cuando se preparaba para la confesión, se preguntaba si «debía decir al sacerdote que lo amaba con todo el corazón, puesto que iba a hablar con el Señor, en la persona de él».

Cuando sólo tenía quince años, estaba convencida de su vocación: quería ir al Carmelo. Pero al ser menor de edad no se lo permitían. Entonces decidió peregrinar a Roma y pedírselo allí al Papa. Le rogó que le diera permiso para entrar en el Carmelo; el le dijo: «Entraréis, si Dios lo quiere. Tenía ‹dice Teresa‹ una expresión tan penetrante y convincente que se me grabó en el corazón».

En el Carmelo vivió dos misterios: la infancia de Jesús y su pasión. Por ello, solicitó llamarse sor Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz. Se ofreció a Dios como su instrumento. Trataba de renunciar a imaginar y pretender que la vida cristiana consistiera en una serie de grandes empresas, y de recorrer de buena gana y con buen ánimo «el camino del niño que se duerme sin miedo en los brazos de su padre».

Padres de Sta. Teresita: Luis Martin y Acelia María Guerin

A los 23 años enfermó de tuberculosis; murió un año más tarde en brazos de sus hermanas del Carmelo. En los últimos tiempos, mantuvo correspondencia con dos padres misioneros, uno de ellos enviado a Canadá, y el otro a China, y les acompañó constantemente con sus oraciones. Por eso, Pío XII quiso asociarla, en 1927, a san Francisco Javier como patrona de las misiones.

Fuente: Corazones.org -> Zenit

Nube de etiquetas