Barquisimeto – Venezuela

Entradas etiquetadas como ‘jueves santo’

Jueves Santo: Jesús Sumo y Eterno Sacerdote (por Mons. Antonio J. López Castillo)

En este día la Iglesia en Barquisimeto, como pueblo de Dios, participa de un hecho litúrgico fundamental como es La Misa Crismal, presidida por el Sr. Arzobispo a las 9:00 a.m.; a las 6:00 p.m., Misa de la Cena del Señor, lavatorio de los pies; procesión al monumento; a las 8:00 p.m., Adoración Pastoral Mariana; a las 9:00 p.m., Adoración Pastoral Juvenil, y a las 10:00 p.m., hora Santa parroquial presidida por el Párroco y Vicario Parroquial.

Se denomina Misa Crismal porque en ella el Obispo bendice el óleo de los enfermos, aceite que se utilizará en las Parroquias, para administrar el Sacramento de la Unción de los enfermos, a fin que “cuantos sean ungidos con este, sientan en cuerpo y alma tu Divina protección Señor, y experimenten alivio y consuelo en sus enfermedades y dolores”

Luego se bendice el óleo de los catecúmenos, con el cual se ungirán aquellos niños y adultos en la administración del Sacramento del bautismo, a fin de que Tu Señor: “concedas tu fortaleza a los catecúmenos que han de ser ungidos con él, para que al aumentar en ellos el conocimiento de las realidades Divinas y la valentía en el combate de la fe, vivan más hondamente el Evangelio de Cristo”.

A continuación se consagra el Crisma, con el cual se ungirá a los niños y adultos, haciéndolos partícipes del sacerdocio de los fieles, como también partícipes de Cristo Maestro y Rey.

Con este óleo se ungen a quienes reciben el Sacramento de la Confirmación, haciéndolos soldados de Cristo, difusores y defensores de la fe cristiana.

Además se unge con el Santo Crisma, a los que reciban la ordenación Sacerdotal y Episcopal, por cuanto se implora al Señor “se digne santificar con su bendición este óleo… infunda en él, la fuerza del Espíritu Santo, con la que ungió a sacerdotes, reyes, profetas y mártires, haga que los consagrados por esta unción…exhalen el perfume de una vida santa”.

Existe otro hecho importante en esta Misa Crismal. El Arzobispo se reúne con sus colaboradores más inmediatos, los presbíteros o sacerdotes, y todos en su presencia, y ante Cristo, renuevan sus compromisos sacerdotales, como responsabilidades del sacerdocio ministerial. Es un gran signo de unidad del presbiterio con su arzobispo, y es una gran demostración de hermandad sacerdotal ante el laicado católico fundamentalmente y ante la sociedad toda. Los Diáconos Permanentes deberán renovar las promesas de austeridad y obediencia.

Así se cumple el deseo de Cristo: “Padre que todos sean uno como Tú y Yo somos uno”. También, el Jueves Santo se celebra la Misa Vespertina en la Cena del Señor. El segundo acontecimiento litúrgico del Jueves Santo, es la Misa Vespertina en la Cena del Señor. Esta Eucaristía de la tarde, realiza muy especialmente la acción de Cristo, que ofrece su testimonio de amor total, amor que instituye la Eucaristía y el Orden Sacerdotal, y entrega a la humanidad el mandato en convicción del amor fraterno, por esencia del ser cristiano. Todo ello manifestado en el servicio mutuo, que se explícita en el lavatorio de los pies, reviviendo el gesto del Señor, que se hace servidor de todos por amor.

En esa noche, grande, el Santísimo Sacramento queda expuesto en un altar bellamente adornado, que denominamos “Monumento” para la adoración realizada por los fieles creyentes. Es esta una tradición Eucarística muy hermosa y que fortalece el fervor de nuestro pueblo; en todos los templos católicos, se escuchará como plegaria esta invocación “Bendito y alabado sea Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar, sea por siempre bendito y alabado”.

Ojalá y podamos visitar esta noche “Los monumentos eucarísticos” de nuestras parroquias.

Mons. Antonio J. López Castillo

Nuestro Monumento Eucarístico

Desde el Jueves Santo se encuentra expuesto el Monumento Eucarístico de Nuestra Parroquia, varias personas se nos han acercado comentándonos su visto bueno, gracias a todos…

Monumento Eucarístico - Haga click para agrandar

Monumento Eucarístico - Haga click para agrandar

Los Monumentos Eucarísticos

El Monumento Eucarístico es un pequeño altar donde se expone la Eucaristía para resaltarla de manera solemne a los fieles para su adoración.

En la Eucaristía del Jueves Santo se han de consagrar las suficientes formas para que puedan comulgar este día y el Viernes Santo las personas que asistan a los oficios religiosos. El Viernes Santo no se celebra la Eucaristía en ningún lugar del mundo.

Finalizada la Eucaristía del Jueves Santo, el Sagrario queda vacío, y las formas consagradas en esta misa, que se han de usar para la comunión del Viernes Santo, son llevadas en el copón, en solemne procesión, a través de la iglesia, al monumento: un lugar del templo, sencillamente adornado, donde se deposita el Santísimo, para ser visitado y adorado por la gente hasta el comienzo de los oficios litúrgicos del Viernes Santo, finalizados los cuales la iglesia queda vacía y silenciosa, esperando que llegue la mayor celebración cristiana: La Resurrección del Señor.

Nube de etiquetas