Barquisimeto – Venezuela

Entradas etiquetadas como ‘16 de Julio’

16 de Julio. Día de la Virgen del Carmen

Virgen del Carmen

Virgen del Carmen

Historia de la Devoción:

Según tradición carmelita, el día de Pentecostés, ciertos piadosos varones, que habían seguido la traza de vida de los Profetas Elías y Eliseo, abrazaron la fe crisitana ; siendo ellos los primeros que levantaron un templo a la Virgen María en la cumbre del Monte Carmelo, en el lugar mismo desde donde Elías viera la nuve, que figuraba la fecundidad de la Madre de Dios. Estos religiosos se llamaron Hermanos de Santa María del Monte Carmelo, y pasaron a Europa en el siglo XIII , con los Cruzados, aprobando su regla Innocencio IV en 1245, bajo el generalato de San Simón Stock.

El 16 de julio de 1251, la Virgen María se apareció a ese su fervoroso servidor, y le entregó el hábito que había de ser su signo distintivo. Inocencio bendijo ese hábito y le otorgó varios privilegios, no sólo para los religiosos de la Orden, sino también para todos los Cofrades de Nuestra Señora del Monte Carmelo. Llevando éstos el escapulario, que es la reducción del que llevan los Carmelitas, participan de todos los méritos y oraciones de la Orden y peuden esperar de la Sma. Virgen verse pronto libres del Purgatorio, si hubieran sido fieles en observar las condiciones impuestas para su uso.

En este día pidamos acrecentamiento de devoción a María Santísima que tan espléndida es con sus devotos; pues promete a los que llevaren puesto su santo escapulario la eterna salvación y el alivio y abreviación de las penas del Purgatorio.

Venezuela y Estado Lara

El Día del Policía, fue decretado en 1.944, estando de Presidente del Estado Lara, el General José Antonio González, designándose el 16 de Julio, día de la Virgen del Carmen Patrona de la Policía, También es Patrona de las Fuerzas Armadas de Venezuela.

Oración a la Virgen del Carmen:

Oh Virgen Santísima Inmaculada belleza y esplendor del Carmen!
Tú, que miras con ojos de particular bondad al que viste tu bendito Escapulario,
mírame benignamente y cúbreme con el manto de tu maternal protección.
Fortalece mi flaqueza con tu poder,
ilumina las tinieblas de mi entendimiento con tu sabiduría,
aumentad en mí la fe, la esperanza y la caridad.

Adorna mi alma con tales gracias y virtudes
que sea siempre amada de tu divino Hijo y de tí.
Asísteme en vida,
Consúelame cuando muera con tu amabilísima presencia,
y preséntame a la augustísima Trinidad como hijo y siervo devoto,
para alabarte eternamente y bendecirte en el Paraíso.

Amén.

Actualización

Nube de etiquetas