Barquisimeto – Venezuela

Pagina Arquidiocesana
A continuación un breve resumen de la Página Arquidiocesana que Ud. puede leer en la versión impresa del Diario El Impulso:

Santo Padre

BOLONIA, lunes 5 de julio de 2010 (ZENIT.org) “No os dejéis vencer por el desánimo y no abandonéis la esperanza”, son las palabras del papa Juan Pablo II en la encíclica Evangelium Vitae, dirigidas a las mujeres que han acudido al aborto.

“Podéis confiar con esperanza a vuestro hijo a este mismo Padre y a su misericordia”, dijo el papa en esta encíclica que hoy, 15 años después cobra aún más actualidad. “Ayudadas por el consejo y la cercanía de personas amigas y competentes, podréis estar con vuestro doloroso testimonio entre los defensores más elocuentes del derecho de todos a la vida”, exhortó Juan Pablo II en 1995.

Con el objetivo de reconciliar un luto que muchas veces permanece escondido durante años, nació en Estados Unidos, un programa de reconciliación llamado El viñedo de Raquel, (Rachel’s Vineyard en inglés) que busca por medio de reuniones, acompañamiento y retiros espirituales que las mujeres que han abortado, y las personas que se han visto involucradas en este hecho (parejas, médicos o padres de familia) elaboren este luto y reconcilien la herida que les ha dejado esta decisión equivocada.

El nombre El viñedo de Raquel deriva de la cita Jeremías 31, 15- 17 que habla sobre el lamento de Raquel y el duelo que elabora luego de que sus hijos han muerto en la guerra. Hace alusión a la necesidad de elaborar este duelo. Hoy está presente en más de 20 países. Entre ellos España, Ecuador, Uruguay, Puerto Rico y Argentina.

Sobre este apostolado de la reconciliación, ZENIT entrevistó a la teóloga Monika Rodman Montanaro, quien ha trabajado en esta iniciativa en California, y ahora es la coordinadora de este proyecto en Italia. Durante años ha servido como voluntaria en la pastoral de la familia y especialmente con los traumas post aborto.

Notas pastorales

“Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo”

“Sensibilidad Humana”

Nuestro Señor, haciendo gala de su sabiduría, nos enseña con una pedagogía exquisita, lo que significa en hechos, la sensibilidad humana.

Jesús comienza indicando como, de mil maneras podemos ser insensibles al dolor ajeno.

Existen tantas excusas, desde “no tengo tiempo”, “eso no es un problema mío” hasta “es una cuestión de los gobiernos o de los políticos”.

En efecto, la sensibilidad humana, se puede hasta enseñar en las universidades y colegios, pero no practicarse. Es más, podemos predicarlo en todas las religiones, y a veces en algunas no vivirla.

Es muy grave cuando ya no nos estremece un niño enfermo y sin recursos, o ver a un anciano desvalido, o llegar a burlarse de un ser humano enfermo mental. Es doloroso cuando ya se es indiferente a que la gente tenga trabajo o no, tenga educación o no, tenga un techo digno o no.

Es triste cuando se oye decir ellos son pobres, y por lo tanto no sufren, no importa que vivan en rancho, no importa que no tengan transporte, ya que ellos no se dan cuenta, nosotros si, porque somos de otra clase social.

Es lamentable cuando se oye decir, bueno, que importa que se destruyó un hogar, total no es el primero; o mató alguien, o robó, bueno no es el primero ni tampoco será el último.

En cambio, el Divino Maestro nos pone un ejemplo de alguien que cae herido, por un atraco, y es dejado medio muerto, y el único que se le acerca es un hombre de su mismo pueblo, más bien un poco alejado, por razones políticas y religiosas. No obstante, él pasa por encima de los prejuicios y se baja de la cabalgadura, personalmente le atiende, lo cura, le salva la vida, lo pone en un lugar seguro, lo apoya materialmente, pero sobre todo afectiva y humanamente.

No habla, no promete, si no que hace, ejecuta, manifiesta en obras su fe, su amor al prójimo, su caridad, su fraternidad.

En una palabra, este es un hombre bueno, cargado de sensibilidad humana.

Él si sintió el dolor ajeno. A él si le preocupó el sufrimiento de su hermano, de un se humano.

Ojalá que también nosotros sigamos ese ejemplo, y desde la fe, siempre tengamos con obras una gran sensibilidad humana y social.

Mons. Antonio José López Castillo

Arzobispo de Barquisimeto

Venezuela, país consagrado al Santísimo Sacramento

ORACIÓN

Soberano Señor del Universo y Redentor del Mundo, Misericordiosísimo Jesús, que por un prodigio inenarrable de tu Amor, te has quedado con nosotros en este Sacramento, hasta el fin de los siglos, aquí venimos a tus pies a proclamarte solemnemente y a la faz del Cielo y de la Tierra , NUESTRO ÚNICO REY Y DOMINADOR SANTÍSIMO, a quién consagramos todos nuestros afectos y servicios, y en quién ponemos todas nuestras esperanzas.

Tu eres nuestro Dios y no tendremos otro alguno delante de ti; en tus manos ponemos nuestra suerte y con ella los destinos de Nuestra Patria, mucho te hemos ofendido, y como el hijo pródigo hemos disipado en los desórdenes, tu herencia: Perdónanos, que ya volvemos con espíritu contrito a tu casa y a tus brazos, recíbenos Salvador Nuestro, y concédenos que Venga a Nosotros tu Reino Eucarístico de Amor y Justicia. Levanta bien alto tu Trono en VENEZUELA a fin de que en ella, seas Glorificado por singular manera, y sea honra nuestra de distinción inapreciable, el llamarnos “ LA REPÚBLICA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO”.

Te entregamos cuanto somos, y cuanto tenemos, cubre nuestra ofrenda con tu mirada paternal, y hazla aceptable y valiosa en tu Divina Presencia. Otra vez te pedimos que nos recibas, que no nos deseches, y que este acto de nuestro amor y de nuestra gratitud, sea repetido, cada vez con mayor fervor, de generación en generación, mientras Venezuela exista, para que jamás la apartes de tu Sagrado Corazón, que así sea para nuestra vida en el tiempo y después… por los siglos de los siglos. Amén

Pastoral de comunicación

– Vicaria de Pastoral – Escuela de Formación del Diaconado Permanente

invita al retiro de Diáconos Permanentes, fecha : 13, 14 y 15 de agosto 2.010. lugar: Centro Vocacional Selesianos “Domingo Sabio” ubicado en El Eneal vía Duaca. Colaboración: 250 por persona. Invitado: Pbro. Octavio Rodríguez C.E.V.

-La Escuela Arquidiocesana de Teología para Laicos (EATEL), informa que las inscripciones de la II cohorte (curso introductorio) será el día 17/07, en el Centro Pastoral Críspulo Benítez. Inf. Telf. 0424-5436677 atiffcarvajal@gmail.com

-El Centro de Atención A La Familia, atiende a personas, parejas o familias que requieran apoyo para solucionar sus conflictos familiares. Citas al 0251-7190050. Se les agradece a los señores párrocos y a los agentes pastorales tomar nota y divulgar esta información.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: