Barquisimeto – Venezuela

Semanalmente nos envían por e-mail las notas pastorales de Monseñor Antonio José López Castillo pertenecientes a la Página Arquidiocesana que se publica en el diario El Impulso los domingos. Aquí la correspondiente a esta semana:

El amor a Dios

“Quien me ama guardará mi palabra”… (Juan 14,23)

Cristo se esmeró en hacer comprender a los seres humanos de su época, que Dios es un Papá y así quiere que lo captemos nosotros, como un papá buenísimo como un papá extraordinario.
Es que es Padre Celestial, es justo, es exigente, es comprensivo, corrige, enseña, en fin, hace de todo, porque de verdad ama a todos sus hijos.
Es más, su Hijo padece injustamente el sufrimiento y la muerte para hacerse solidario con los que padecen dolor, pero también para vencer ese mal desde la Resurrección.
Él sabía que el pecado, como oposición a Dios y a su proyecto de vida, es la raíz de todos los males.
Él quiere que el ser humano desde la fe en él, con su gracia, pueda también resucitar, venciendo la maldad.
Pero lo grandioso es que nuestro Padre Dios, nos ama y nos ha amado desde siempre. Él, primero y plenamente.
Dios nos quiere tanto. Miremos a nuestro alrededor desde el oxigeno hasta el agua, la amistad y las flores, todo ello es manifestación de su amor.
A través de su salvación, manifestando en el evangelio por medio de sus mandatos y valores, desea nuestra verdadera felicidad y realización, tanto en esta vida como en la otra.
Por lo tanto, en la medida en que experimentemos existencialmente ese cariño de Dios, entonces sentiremos también la necesidad de querer con toda el alma, con todo el ser, a ese Padre Dios, con un amor sentido y existencial.
Por ello, Cristo nos invita a realizar esa experiencia, ya que “Quien lo ama, guardará su Palabra” (Juan 14,23)

El hombre, imagen de Dios

“Cristo, el nuevo Adán, en la misma revelación del misterio del Padre y de su amor, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la grandeza de su vocación”. En Cristo, “imagen del Dios invisible” (Colosenses 1, 15), el hombre ha sido creado a imagen y semejanza del Creador. En Cristo, redentor y salvador, la imagen divina alterada en el hombre por el primer pecado ha sido restaurada en su belleza original y ennoblecida con la gracia de Dios.
La imagen divina está presente en todo hombre. Resplandece en la comunión de las personas a semejanza de la unidad de las personas divinas entre sí (cf Capítulo segundo).
Dotada de un alma “espiritual e inmortal”, la persona humana es la “única criatura en la tierra a la que Dios a amado por sí misma”. Desde su concepción esta destinada a la bienaventuranza eterna.
La persona humana participa de la luz y la fuerza del Espíritu divino. Por la razón es capaz de comprender el orden de las cosas establecido por el Creador. Por su voluntad es capaz de dirigirse por sí misma a su bien verdadero. Encuentra si perfección en la búsqueda y el amor de la verdad y del bien.
Mediante su razón, el hombre conoce la voz de Dios que le impulsa “a hacer el bien y a evitar el mal”. Todo hombre debe seguir esta ley que resuena en la conciencia y que se realiza en el amor Dios y del prójimo. El ejercicio de la vida moral proclama la dignidad de la persona humana.
(Catecismo de la Iglesia Católica 1701, 1702, 1703, 1704, 1706)

Estamos contentos porque el amor de la madre es único. Aprendamos a quererlas y a ser agradecidos con ellas. Que la Madre del cielo, las bendiga a todas y una flor y un recuerdo, para las madres que están en la eternidad. Y recordemos que cada día es día de las Madres.

Mons. Antonio José López Castillo
Arzobispo de Barquisimeto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: