Barquisimeto – Venezuela

Año Sacerdotal Logo

En vista de que hemos escrito poco acerca del año sacerdotal, hemos convenido una serie de artículos al respecto.

¿Qué es el año Sacerdotal?

Año Sacerdotal se refiere al lapso desde el 19 de junio de 2009 al 19 de junio de 2010 convocado por el Papa Benedicto XVI con ocasión del 150° aniversario de la muerte del Santo Cura de Ars Juan María Vianney, quien fue un “verdadero ejemplo de pastor al servicio del rebaño de Cristo” y que tendrá como tema principal resaltar la “Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote”. En la fecha de culminación (19 de junio de 2010), se efectuará el “Encuentro Mundial Sacerdotal” en la Plaza de San Pedro

“Para favorecer esta tendencia de los sacerdotes a la perfección espiritual de la que depende sobre todo la eficacia de su ministerio, he decidido que se celebre un especial Año Sacerdotal del 19 de junio de 2009 -Sagrado Corazón de Jesús y Jornada para la santificación sacerdotal- al 19 de junio de 2010”. Este año “se conmemora el 150 aniversario de la muerte del santo cura de Ars, Juan María Vianney, verdadero ejemplo de pastor al servicio del rebaño de Cristo”.

S.S. Benedicto XVI, 16 de marzo de 2009.

Oración por los sacerdotes

por Santa Teresita del Niño Jesús

Oh Jesús!
Te ruego por tus fieles y fervorosos sacerdotes,
por tus sacerdotes tibios e infieles,
por tus sacerdotes que trabajan cerca o en lejanas misiones,
por tus sacerdotes que sufren tentación,
por tus sacerdotes que sufren soledad y desolación,
por tus jóvenes sacerdotes,
por tus sacerdotes ancianos,
por tus sacerdotes enfermos,
por tus sacerdotes agonizantes
por los que padecen en el purgatorio.
Pero sobre todo, te encomiendo a los sacerdotes que me son más
queridos,
al sacerdote que me bautizó,
al que me absolvió de mis pecados,
a los sacerdotes a cuyas Misas he asistido y que me dieron tu Cuerpo
y Sangre en la Sagrada Comunión,
a los sacerdotes que me enseñaron e instruyeron, me alentaron y
aconsejaron,
a todos los sacerdotes a quienes me liga una deuda de gratitud,
especialmente a…

¡Oh Jesús, guárdalos a todos junto a tu Corazón y concédeles
abundantes bendiciones en el tiempo y en la eternidad!
Amén

Letanías a Cristo, Sacerdote y Víctima

Señor, ten piedad,

Cristo, ten piedad,

Señor, ten piedad,

Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos

Dios Padre celestial,  R./ Ten misericordia de nosotros

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Dios, Espíritu santo,

Trinidad Santa, un solo Dios,

Jesús, Sacerdote para siempre, según el rito de Melquisedec,

Jesús, Sacerdote enviado por Dios para evangelizar a los pobres.

Jesús, Sacerdote que en la última cena instituiste el sacrificio perpetuo.

Jesús, Sacerdote que vive para siempre para interceder por nosotros.

Jesús, Pontífice al que el Padre ungió con el Espíritu Santo y fortaleza.

Jesús, Pontífice tomado de entre los hombres.

Jesús, Pontífice constituido a favor de los hombres.

Jesús, Pontífice de nuestra confesión.

Jesús, Pontífice de mayor gloria que Moisés.

Jesús, Pontífice del tabernáculo verdadero.

Jesús, Pontífice de los bienes futuros.

Jesús, Pontífice Santo, Inocente y Puro.

Jesús, Pontífice fiel y misericordioso.

Jesús, Pontífice encendido en el celo de Dios y de las almas.

Jesús, Pontífice perfecto para siempre.

Jesús, Pontífice que iniciaste para nosotros un camino nuevo.

Jesús, Pontífice que nos amaste y nos lavaste de los pecados con tu Sangre

Jesús, Pontífice que te entregaste a Dios como oblación y hostia.

Jesús, Hostia de Dios y de los hombres.

Jesús, Hostia Santa e inmaculada.

Jesús, Hostia pacífica.

Jesús, Hostia de propiciación y de alabanza.

Jesús, Hostia de conciliación y de paz.

Jesús, Hostia en la que tenemos la confianza y el acceso hasta Dios.

Muéstrate propicio. R./ Líbranos, Señor

De querer ser sacerdote sin estar llamado.

Del pecado de sacrilegio.

Del espíritu de incontinencia.

De toda mancha de simonía.

De una dispensa indigna de las tareas eclesiales.

Del amor a las vanidades del mundo.

De una celebración indigna de tus misterios.

Por tu sacerdocio eterno.

Por la santa unción por la que fuiste constituido como Sacerdote de Dios Padre.

Por tu propia inmolación cruenta hecha en la Cruz de una vez y para siempre.

Por tu único sacrificio renovado cada día en el altar.

Por tu potestad divina que ejerces invisiblemente a través de tus sacerdotes.

Para que te dignes proveer a tu pueblo de pastores según tu corazón. R./Te rogamos, óyenos.

Para que te dignes llenarlos de tu espíritu sacerdotal.

Para que los labios de los sacerdotes prediquen la sabiduría.

Para que te dignes enviar operarios fieles a tus mies.

Para que te dignes darles perseverancia en el servicio de tu Voluntad.

Para que te dignes concederles mansedumbre en el Ministerio, habilidad en la acción y constancia en la oración.

Para que te dignes promover en todas partes, a través de ellos, el culto a la Eucaristía y al Santísimo Sacramento.

Para que te dignes recibir en tu gozo a los que te sirvieron bien.

Cordero de Dios…

Jesús, Sacerdote, óyenos,

Jesús, Sacerdote, escúchanos,

Jesús, Sacerdote, ten misericordia de nosotros.

Oremos: Oh Dios Santificador y Custodio, suscita en tu Iglesia, por tu Espíritu, ministros idóneos y fieles a tus santos misterios, para que con tu ayuda, el pueblo cristiano sea dirigido por el ministerio y ejemplo de tus sacerdotes. Por Cristo, nuestro Señor. Amen

Tomado de folleto de La Arquidiócesis de Barquisimeto. Área de Pastoral Vocacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: