Barquisimeto – Venezuela

Nuestro amigo Jesús “Chus” Villaroel nos envía este Viacrucis de Juan Pablo II analizado y meditado por el propio Chus, para no hacer la entrada tan larga colocamos sólo las Estaciones, las meditaciones y el resto del contenido lo ponemos en un enlace al final, lo recomendamos a todos 🙂

Chus Villarroel O.P.

Monición introductoria

Hermanos: El Señor Jesús ha resucitado. Vive para siempre y nunca más volverá a morir. Su humanidad fue juzgada y asesinada por el pecado de los hombres, de todos y cada uno de nosotros. Todos le gritamos a Poncio Pilatos que lo crucificara. Le creímos digno de muerte porque se oponía a nuestros planes. Dios, sin embargo, le dio la razón resucitándolo de entre los muertos. Es más, le ha constituido Señor y le ha nombrado Juez de vivos y de muertos. Le ha sido sometido todo en el cielo y en la tierra. No obstante, no hay nada que temer. Al contrario, tendremos vida a costa de su muerte. Su Espíritu nos hará entender este misterio de amor siguiendo sus huellas en este viacrucis. Démosle gracias y vivamos en oración el testimonio de sus últimas horas en este mundo.

1ª Estación: Jesús en el huerto de los olivos.

Puesto de rodillas oraba diciendo: Padre, si es posible aparta de mí este cáliz, pero no se haga mi voluntad sino la tuya. Cuanta mayor era su angustia, más insistentemente oraba. Su sudor se parecía a gotas espesas de sangre que caían a tierra (Lc 22, 41-44).

2ª Estación. Jesús traicionado por Judas

Todavía estaba Jesús hablando cuando se presentó Judas acompañado de un tropel de gente armada con espadas y palos. Se acercó Judas a Jesús y le dijo: Maestro. Acto seguido lo besó y entonces todos se abalanzaron sobre él para prenderlo (Mc 14, 43-46).

3ª Estación: Jesús condenado por el Sanedrín

Otra vez le interrogó el sumo sacerdote: ¿”Eres tú el Mesías, el Hijo de Dios bendito”? Jesús respondió: “Si, lo soy… Al oír esto el sumo sacerdote dijo indignado. “¿Para qué queremos más testimonios?” ¡Ya habéis oído su blasfemia! ¿Qué os parece? Y todos a una le condenaron a muerte (Mc 14, 61-64).

4ª Estación: Pedro niega a Jesús

Pedro estaba sentado fuera, en el patio; y se le acercó una criada que le dijo: “También tú andabas con Jesús, el galileo”. Pero él lo negó delante de todos: “No sé lo que estás diciendo”. Cuando salía hacia el pórtico lo vio otra criada, que dijo a los que había allí: “Ése estaba con Jesús el Nazareno”. Y él de nuevo negó con juramento: “No conozco a ese hombre”. Poco después, los que estaban allí se acercaron a Pedro y le dijeron: “Realmente tú también eres de ellos pues tu acento te delata”. Entonces él se puso a echar maldiciones y a jurar: “No conozco a ese hombre”. Y en aquel momento cantó un gallo. Y Pedro se acordó de lo que había dicho Jesús: “Antes de que cante el gallo, me negarás tres veces” (Mt 26, 69-75).

5ª Estación: Jesús es juzgado por Pilatos

Llevaron atado a Jesús y se lo entregaron a Pilatos. Éste le preguntó: “¿Eres tú el rey de los judíos?” Jesús le contestó: “Tú lo dices”. Como los jefes de los sacerdotes no dejaban de acusarle, Pilatos le preguntó otra vez: “¿No respondes nada? Mira cómo te están acusando”. Pero Jesús no contestó; así que Pilatos se quedó sin saber qué pensar (Mc, 15, 1-5).

6ª Estación: Jesús es flagelado y coronado de espinas

Queriendo quedar bien con la gente, Pilatos ordenó que pusieran en libertad a Barrabás y que a Jesús lo azotaran y lo crucificaran… Le pusieron un manto de púrpura y una corona de espinas en la cabeza para burlarse de él (Mc 15, 15-19).

7ª Estación: Jesús carga con la cruz

Después de haberse burlado de él, le quitaron el manto de púrpura, le vistieron su propia ropa y lo sacaron de allí para crucificarle (Mc 15,20).

8ª Estación: Jesús es ayudado por el Cireneo

Por el camino encontraron a un hombre que volvía del campo, a un tal Simón, natural de Cirene… y le obligaron a cargar con la cruz de Jesús (Mc 15,21).

9º Estación: Jesús encuentra a las mujeres de Jerusalén

Detrás iba también mucha gente del pueblo y mujeres que lloraban y se lamentaban. Jesús, en cierto momento, se volvió a ellas y les dijo: “Mujeres de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad, más bien, por vosotras y por vuestros hijos (Lc 23, 27-28).

10ª Estación: Jesús es crucificado

Cuando llegaron al lugar llamado “La Calavera”, crucificaron a Jesús y a dos criminales, uno a su derecha y otro a su izquierda. Jesús entonces decía: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc 23, 33-34).

11ª Estación: Jesús promete su reino al buen ladrón

Uno de los criminales lo insultaba… pero el otro increpó a su compañero. Volviéndose a Jesús, le dijo: “Acuérdate de mí cuando estés en tu reino”. Jesús le contestó: “Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lc 23, 39-43).

12ª Estación: Jesús crucificado, la madre y el discípulo

Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, María la mujer de Cleofás, que era hermana de su madre, y María la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y, junto a ella, al discípulo a quien tanto quería, dijo a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Después dijo al discípulo: ”Ahí tienes a tu madre”. Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa (Jn 19, 25-27).

13ª Estación: Jesús muere en la cruz

Jesús exclamó: “Tengo sed”. Había allí una jarra de vinagre. Los soldados colocaron en la punta de una caña una esponja empapada en vinagre y se la acercaron a la boca. Jesús lo probó y dijo: “Todo está cumplido”. E, inclinando la cabeza murió (Jn 19, 28-30).

14ª Estación: Jesús es depositado en el Sepulcro

Al atardecer, José de Arimatea se presentó valerosamente a Pilatos y le pidió el cuerpo de Jesús. Pilatos, extrañado de que ya hubiera muerto, mandó llamar al comandante de la guardia para preguntarle. El comandante le dijo que sí y, entonces, Pilatos mandó entregar el cuerpo a José. Éste lo bajó de la cruz, lo envolvió en una sábana que había comprado y lo puso en un sepulcro excavado en la roca. Después hizo rodar una piedra, cerrando con ella la entrada al sepulcro (Mc 15, 42-46).

Madrid, Marzo 2010

Ver Viacrucis completo

Enlace: Viacrucis desde la gratuidad


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: