Barquisimeto – Venezuela

por Yaritza Osorio Y.

Belén, tierra de Pan y Cuna del Pastor que llegó en un hermoso tiempo para compartir con nosotros su amor y que siempre nos ha dado lo mejor que tenemos, también merece las mejores ofrendas de nuestra parte, por ello deberíamos invertir los pedimentos, es decir, que seamos nosotros los que le ofrezcamos los regalos a Él en la conmemoración de su natividad y en las subsiguientes; y podríamos comenzar por poner a su disposición un corazón arrepentido de la falta de amor hacia Él, un corazón saneado de impurezas para que more en un aposento digno. Una demostrable y verdadera conversión, sería un estimado regalo al niño Jesús, así como también mas oración y una fe fortalecida; de la misma manera, otra albricia muy especial para el niño Dios sería demostrarle con hechos, que vivimos en una comunidad basada en el compartir. Iniciar el proceso de perdonar ofensas, prudencia en el actuar, ser más justos a la hora de juzgar, facultad ésta última que no nos corresponde, pero que a veces es necesario cuando se ejerce como juez natural.

Así mismo, ese niño Dios lleno de ternura quiere que seamos agradecidos con Él y con nuestros semejantes que han sido nuestros benefactores, recordando los beneficios recibidos, aún cuando no los merezcamos.

Un regalo muy preciado por el niño Dios sería que experimentásemos una humildad acompañada de caridad, condición indispensable para seguirlo, virtud demostrada a lo largo de su vida.

No abusar del poder avasallando a los demás, sino por el contrario demostrando amor en vez de odio, evitar guerras inútiles y resentimientos sería un regalo de gran significación para el niño Jesús, pues hay que recordar su mandamiento último: “Amaos los unos a los otros como yo los he amado”.

Otro presente que agrada al niño Dios es la promesa de paz y liberación de nuestra civilización de la violencia. Cuando hallamos hecho realidad esas ofrendas al niño Jesús, que es exigente en sus regalos, podemos decir que nuestra vida será una permanente pesebrera, en donde nuestro Salvador ha de morar por siempre.

Feliz Navidad queridos hermanos en Cristo Jesús

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: