Barquisimeto – Venezuela

relexiones

Solamente en el momento de la muerte el hombre puede obtener el grado más alto de pureza… Pero esto, que quede claro, a condición de que muera realmente separado de todas las cosas:
Simone Weil.

El día tiene 1.440 minutos. ¿Cuántos destinas cada día a expresar tu agradecimiento a Dios y pedirle su protección?

Que lo que es común y ha sido dado para el uso de todos lo usurpen unos pocos, clama contra la bondad divina:
San Ambrosio.

No puedo decir que deseo la muerte. Antes la deseaba, pero ahora veo tanto bien que hacer, tantas almas sin pastor… Pero Dios las ama más que yo y ¡no tiene necesidad de mí! Hágase su voluntad:
Carlos de Foucauld.

El alma no puede vivir sin amar, y cuando no ama a Dios se ama desordenadamente a sí misma:
Santa Catalina de Siena.

La alegría espiritual es el principal remo en esta navegación nuestra:
San Pedro de Acántara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: