Barquisimeto – Venezuela

Bernardo J. Artigas

A la confesión se le suele llamar actualmente reconciliación ó sacramento del perdón. Desde niños aprendimos por enseñanza de nuestros padres y por los catequistas que la confesión es:

“El sacramento instituido por Jesucristo para perdonarnos los pecados cometidos después del bautismo”

¿Quién nos perdona?

Confesión

El sacramento de la reconciliación ó de la confesión ó de la penitencia, es el medio a través del cual Dios nos perdona en la persona del sacerdote y nos reconcilia con la comunidad.

¿Por qué el sacerdote?

Traigo a colación esta pregunta porque muchas personas dicen: “yo me confieso solo con Dios, no con otro hombre igual a mi”. Resulta que leemos en la Sagrada Escritura: cuando Jesús resucitó se le apareció a los apóstoles y les dijo: “Paz a vosotros. Como mi Padre me ha enviado así os envío yo. Dicho esto sopló sobre ellos y les dijo: Recibid el Espiritu Santo, a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados, a quienes se los retengáis les quedan retenidos. Son los sacerdotes los sucesores de los discípulos de Jesús, que continúan su obra y por eso debemos acudir a ellos en la iglesia.

¿Qué confesamos?

En la confesión debemos decir nuestros pecados personales y privados, pero también es necesario decir los que van en contra de la convivencia humana, de la justicia social, esto nos hace ser buen ejemplo de vida como cristianos ante los demás.

¿Cómo hacer una buena confesión?

En el catecismo se nos presentan cinco requisitos para que una persona esté consciente de lo que es una buena confesión, ellos son:

  1. Examen de conciencia,
  2. Dolor de los pecados,
  3. Propósito de enmienda,
  4. Decir los pecados al confesor
  5. Cumplir la penitencia.

Al hacernos el examen de conciencia, debemos tener presente los diez mandamientos de la Ley de Dios, ellos son:

  1. Amar a Dios por sobre todas las cosas
  2. No Jurar en vano
  3. Santificar las fiestas
  4. Honrar padre y madre
  5. No matar
  6. No cometer actos impuros
  7. No robar
  8. No dar falsos testimonios ni mentir
  9. No tener pensamientos ni deseos impuros
  10. No codiciar los bienes ajenos

Luego de realizada la confesión verás y sentirás que te has quitado un peso de encima y te encontrarás mejor y mas cerca de Dios.

Anuncios

Comentarios en: "¿Por qué y cómo debemos confesarnos?" (1)

  1. diana molina dijo:

    deceo confesarme para reconciliarme con Dios , y tratar de tener mayor fe al quitame de encima infinidad de pecados que me mortifican dia a dia , creo que la confecion es real y la tratare de practicar despues de 9 años de no hacerlo .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: